lunes, 28 de diciembre de 2009

Formula tu Visión 2010

Ya son los últimos días del año, y tal vez en otros años te haya pasado eso de hacer resoluciones y deseos, que luego se van dejando a un lado, gradualmente. ¿Cómo hacer para mantener el ritmo y la motivación? Pues elige las resoluciones adecuadas, y desarrolla un plan realista para alcanzar tus metas.
Para empezar, utilicemos el lenguaje adecuado, y en lugar de decir que tenemos “propósitos para año nuevo” (que solo es un día) mejor digamos “metas para el año 2010” (que dura 365 días). Otra diferencia en el uso adecuado del lenguaje, es que el propósito solo es el enunciado de una intención, mientras que las metas se aterrizan en calendarios, lo cual nos permite ver el avance y valorar nuestros resultados. Esa es otra gran diferencia, una cosa es el esfuerzo, y otra cosa es el resultado, y en el entorno de la productividad personal (que no solo implica la parte laboral, si no todas y cada una de las esferas de nuestra vida) el avance en el camino lo medimos por resultados.
Bien, ahora encontrarás una lista de preguntas, en las diferentes esferas de la vida, cuyas
respuestas te ayudarán a dar claridad a lo que deseas alcanzar los siguientes 12 meses.
1. ¿Qué habilidad deseas aprender este año?
2. ¿Qué habilidad que ya tienes deseas desarrollar en 2010?
3. Elije los títulos de 4 libros que definitivamente leerás en los siguientes 12 meses.
4. ¿A quien deseas impulsar? ¿De qué manera lo harás?
5. Pon frente a ti una de tus más grandes metas de tu vida. ¿Qué harás este año para acercarte más a esa meta?
6. Si tienes hijos, ¿cuáles son las mayores fortalezas de cada uno? ¿Cómo puedes nutrirlas?
7. Identifica una debilidad de cada uno de tus hijos. ¿De qué manera puedes motivarlos para superarlas?
8. ¿Cual es alguna de tus fortalezas? Piensa como, específicamente, la puedes aumentar este año.
9. ¿Cual es una de tus debilidades? Genera ideas acerca de cómo transformarla en algo positivo.
10. En cuanto a tus relaciones más trascendentes, además de tu familia directa, ¿Cómo puedes nutrirla en 2010?
11. Anota 3 maneras de mejorar tu salud física.
12. Escribe 3 maneras de cómo mejorar tu salud financiera.
13. Describe de que manera puedes ser más espiritual.
14. ¿Hay alguna cosa o situación en tu vida que te desespere? Piensa como mejorar tu actitud hacia ese tema.
15. ¿Has definido alguna vez tu “Misión de Vida?. Si no, ¿puedes definirla en esta ocasión?
16. Anota una acción específica que profundice tu relación sentimental más importante.
17. ¿Hay algún “círculo” en tu vida que puedes ya cerrar este año?
18. En tu comunidad, ¿cómo te involucrarás con un impacto de aportación y positivismo?
19. ¿Qué meta concreta deseas haber alcanzado para cuando sea tu cumpleaños?
20. Describe en una muy breve frase tú año 2010 deseado.
Elabora tus respuestas en estos días, y date cuenta cuales son las respuestas de los temas que más te “prenden”, pues esas cosas son las que dan inspiración a tu vida. También presta atención a esos temas don hay obscuridad, o no hay sonido, o tienes una sensación de menos poder. Son las aéreas que debes atender para definir si son cargas con las que debas seguir tu camino, o de qué modo puedes cerrar esos capitulo, o capítulos, de una vez.
Te deseo un GRAN AÑO en 2010, y recuerda que “Estoy aquí, para ti”.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Hablemos de Autoestima

¿Te has dado cuenta que el concepto que tienes de ti mismo no siempre corresponde con la imagen que damos a los demás?

En esas ocasiones, puedes tomar conciencia, de algo que te nutre –o todo lo contrario- y se llama Autoestima, la cual es:
Suma de la confianza y el respeto por uno mismo.
El concepto que tienes de ti.
Aceptación de ti mismo, cómo eres con aciertos y errores.
El agrado que sientes por ti mismo, definiéndote con objetividad.
Manejo adecuado que haces de la crítica.
Una autoevaluación manteniendo los pies sobre la tierra y aún mirando a las estrellas.

Y lo que no es la autoestima:
Creer que somos superiores a los demás por alguna razón o virtud que tengamos.
Inflación del ego de manera irracional.
Dependencia de algo externo para poder sentir que se tiene valor (joyas, títulos, propiedades, un título en una organización, novio (a)).
Perfeccionismo.

Para ti ¿Es importante la autoestima?
Pues la autoestima tiene un importante papel en tu vida. Los éxitos y los fracasos, la satisfacción de uno mismo, el bienestar mental y la calidad de las relaciones con los demás son su reflejo. Por eso, una autoestima positiva es de la mayor importancia para la vida personal, profesional y social.

Ahora, piensa positivamente sobre ti mismo. Se tú mejor aliado, tomando nota de estas recomendaciones:
Acéptate, identificando y aceptando tus características (otros les llaman cualidades y defectos).
Planea objetivos realistas.
Aprende a disfrutar de tu propia compañía, tomando tiempo para estar con tus pensamientos y sentimientos.
Atiende a tus pensamientos y sentimientos. Date permiso de reconocerlos y de expresarlos.
Toma la mejor actitud, que es la de: "Yo puedo".
Date tu lugar, se orgulloso quien eres.
Recompénsate por tus logros, pequeños y grandes.

¿Y para qué te sirve una autoestima elevada?
Para enriquecer tu vida, ya que siendo feliz atraerás gente que vibra en esa
Para aceptar los retos, pues teniendo una alta autoestima alta eres capaz de desarrollar tus habilidades. Probando cosas nuevas, maduras.
El desarrollo de tu autoestima es progresivo durante toda la vida, ya que empieza al nacer y pasa por diversas etapas más complejas cada vez. Los aciertos y desaciertos generan sentimientos de valía o de incapacidad.

El cambiar de la autoestima es un reto, porque significa darse un vistazo profundo a ti mismo, para entonces cambiar las cosas que no te gustan. Esto toma tiempo, más los resultados valen la pena. Si tú lo has intentado sin tener el avance que deseas, cabe la posibilidad de pedir ayuda.

La autoestima elevada no garantiza el éxito, aunque si garantiza el que te sientas bien contigo mismo y con los demás, sin importar tanto que es lo que pasa.

Cuando tienes autoestima elevada, puedes ayudar a otros a sentirse mejor consigo mismos, ya que tus actitudes positivas –y tu brillo personal en consecuencia- llegan a los demás animándoles.

Ahora, la autoestima elevada no significa egoísmo ni esnobismo. Estos son sentimientos falsos de inseguridad y baja autoestima. Una autoestima alta aprecia tu individualidad respondiendo a los demás de una manera positiva y productiva, y dejándolos brillar por sí mismos, al tiempo que admiras su brillo.
¿Es esta una buena semana para elevar la autoestima de los demás, empezando por ti?

domingo, 4 de octubre de 2009

La Felicidad y las Metas, alineación


La felicidad es un momento
No es un estado permanente
Es una colección de gotas que rocían nuestras vidas en los momentos menos pensados
Que es cuando todo se alinea para ser fluir, y al fluir somos felices
No es un estado permanente
No es un estado al que lleguemos y ahí permanezcamos
Solo son momentos
Estemos alertas, y relajados
Sin tensión, pues esta nos bloquea los sentidos
Pueden venir en cualquier momento
Y mientras llegan
Podemos disfrutar intensamente todo lo que nos sucede
Pues eso, de alguna manera, ya nos coloca en el camino de la felicidad, que además no es una meta
Y al hablar de metas
Hay algo más
Es eso que redescubres cuando haces conexión con tus mejores momentos
Recreándolos en todo su esplendor
Y reconectándote con tus recursos internos
Que los hicieron posibles
Y que puedes aprender a usar a voluntad, no solo por obra del destino
Para que en el futuro puedas contar con todo tu poder personal, cuando lo desees y requieras
Ahora, las metas tienen una dirección superior
Esa dirección es tu misión de vida
Cuando sabes cuales tú misión
O sea, a que carambas viniste a este planeta
Entonces puedes definir metas en esa dirección
Y cuando estas fluyendo en esa dirección
Cumpliendo con tu misión, alcanzando tus metas, empleando todos tus recursos, con toda intensidad
Es que estas viviendo
Y cuando vives
Te vas quitando las vendas
Vendas que nos han puesto desde que nacimos
Como cuando recién nacidos deseábamos movernos para explorar el nuevo mundo, y nos envolvieron en unas mantas, para aprender a quedarnos quietos
Así que cuando te estás haciendo consiente, viendo de nuevas maneras las realidades presentes y las deseadas
Entonces vas descubriendo más y más momentos de felicidad
Y los que vas descubriendo
Los atesoras
Porque son lo mejor de tu vida
Y de ellos te nutres espiritualmente
Para continuar fluyendo hacia tu felicidad

domingo, 20 de septiembre de 2009

La Respiración

Respirar bien es una fuente de salud, es una garantía de fortalecer la vitalidad de nuestro cuerpo y nuestra mente favoreciendo la circulación. Es la llave y la puerta para la relajación efectiva. Con este método, aumentará el volumen y la capacidad de revitalizar su sistema respiratorio y circulatorio. Notas efectos inmediatos con sólo unos minutos que practiques ejercicios de respiración: vitalidad celular, mejoría cutánea, oxidación de músculos y, muy especialmente, una profunda relajación. Muy recomendable para mejorar el rendimiento de tu aparato digestivo, etc. Todo tu metabolismo agradecerá una mejor oxidación a través de ejercicios naturales y sencillos y con técnicas relajantes y muy fáciles de aprender. Su aplicación no requiere desarrollar ejercicios previos de meditación, ni necesitas practicar yoga todos los días... sólo respirar.

¿Por qué respirar bien? La respuesta es muy sencilla: porque respiramos mal, bastante mal, algunos muy mal. La respiración es un acto imprescindible. Podemos estar días sin comer o beber, pero solo pocos minutos sin respirar bastarían para acabar con la vida de una persona. La respiración es vital. Como acto involuntario el organismo se acostumbra a los vicios que impone el stress, la falta de ejercicio, vestimentas y posturas inadecuadas, ambientes mal ventilados o afectados por el tabaquismo...

Entonces veamos algunos de los beneficios asociados a una respiración correcta:
Fisiológicos: las células reciben una mayor oxigenación, se queman mejor los restos tóxicos del organismo, todos los órganos reciben aportes de oxigeno correctamente. Beneficia la circulación y especialmente a algunos órganos vitales (corazón, estómago...).
Peso. Permite quemar mejor las grasas y propiciar la desaparición exceso de grasa en el organismo.
Mejora la salud de los pulmones y el rendimiento de los deportistas.
Favorece la relajación y la concentración, eliminando la tensión muscular.
Mitiga los desórdenes, alteraciones o cambios de nuestra energía vital.
Propicia en general un cuerpo fuerte y sano. La respiración es la metáfora de vida. Respirar es vivir.

¿Respiramos bien?: Si intentamos respirar profundamente la mayoría de nosotros notaremos que nuestra capacidad pulmonar está algo atrofiada, adolece de muchos defectos...

Defectos más comunes:
Nuestra
respiración abdominal: apenas se baja el diafragma con los que el aire que entra en los pulmones es relativamente poco.
La
respiración costal en escasa...
La
respiración clavicular (salvo en mujeres) es inexistente.
La inspiración y la espiración no se hacen a un ritmo adecuado...
La tensión y la falta de ejercicio nos provocan una respiración contenida, no relajada y natural.
La respiración no es completa, continua... silenciosa.

La importancia de la espiración: para llenar bien los pulmones, antes hay que saber vaciarlos. La espiración es la clave para una inspiración adecuada y completa.
La espiración es clave:
Espira lenta, relajada y tranquilamente. Déjate llevar conscientemente por tus pulmones... expulsando hasta los últimos restos de aire.
La espiración debe ser lenta y silenciosa... intenta ayudarte un poco de los músculos abdominales con una leve contracción para expulsar el mayor volumen de aire viciado de los pulmones.
Piensa que cuanto más profundamente espires más cantidad de aire puro podrá introducirse en los pulmones.
Claves: lenta, profunda, relajada, silenciosa.

Hay tres formas de respirar: abdominal, costal y clavicular. La respiración completa y perfecta integra las tres en una única. Empezamos por la primera.

La respiración abdominal.
Es la más común. Tenemos que centrarnos en el abdomen.
Inspiración. El diafragma baja cuando entre aire en los pulmones. Lo notamos porque el abdomen se hincha. Haz la prueba inspirando profundamente. Si no notas que el diafragma desciende y se le hincha el abdomen tu respiración es deficiente.
Espiración. En la espiración abdominal el diafragma sube, notarás que el estomago desciende.
Nota: si haces lo contrario es que su respiración abdominal es muy débil o inexistente.

La respiración costal.
Nuestra atención debe centrarse ahora la región media de los pulmones y muy específicamente en nuestras costillas.
Inspiración. Llenamos la región media inspirando y dilatando nuestro tórax. Si la combinamos con la anterior (
respiración abdominal) veremos que la penetración de aire en los pulmones se hace más profunda y completa.
Espiración. Las costillas descienden... Y debe hacer en sentido inverso. Esto es, si hemos introducido aire en nuestros pulmones primero abajo en el diafragma y después en el tórax, ahora en la expiración el aire que sale es el de arriba, para expulsar con la ayuda del diafragma los últimos restos.

La respiración clavicular.
Nuestra atención debe centrarse ahora la parte más alta de los pulmones y muy específicamente en nuestras clavículas.
Inspiración. Para inspirar con la parte alta de los pulmones tenemos que levantar nuestras clavículas.
Espiración. Es el primer aire en salir…

La respiración completa.
Es la unificación de las tres respiraciones que hemos visto: la
abdominal, la costal y la clavicular.
Inspiración. Hay que comenzar por una inspiración lenta intentando cubrir sus tres fases:
Vaciar bien los pulmones con una profunda espiración
Llenar los pulmones con el descenso del diafragma (
abdominal)
Dilatar las costillas y que entre todo el aire que pueda (
costal)
Por último levante las clavículas (
clavicular)
No te hinches como un balón... debe ser una respiración relajada.
Espiración. Es el primer aire en salir.
Prepararse. Tómate algún tiempo ejercitándote en cada una de las tres respiraciones. Toma conciencia del acto que realizas cada vez que respiras con el abdomen, caja torácica y clavículas.
Objetivo: un sólo movimiento integrando las tres respiraciones.
Consejos:
Integra los tres movimientos en uno sólo tal como revisamos arriba.
Respira por la nariz e intenta hacerlo profundamente.
Hazlo despacio, relajada y silenciosamente...
No forces nada, siéntete cómodo…
Mientras aprendes búscate un lugar tranquilo, tu habitación, tu cama, una manta en el suelo. Más puede respirar así siempre que te acuerdes (en la oficina, paseando, trabajando...).
Los expertos en yoga aconsejan doble tiempo en la espiración que lo que ha durado su inspiración de aire. Si inspiras 6 segundos, retén el aire dos otros segundos y comience una espiración muy lenta: 12 segundos.
(No te preocupes si a veces sientes vértigo... desaparecerá)

Así que esta semana, ya tienes una herramienta más, dentro de tu equipo para el mejor manejo del estrés…úsala!

martes, 15 de septiembre de 2009

Valores

Ahora que están aquí las “Fiestas Patrias”, tengo presente que se habla mucho de “Valores Patrios”, “Símbolos Patrios” y diversas maneras de vivir el nacionalismo, que es algo que caracteriza a cada pueblo o cultura, haciendo separaciones por nación, o por estados, o por ciudades, o barrios o colonias.
Dentro de esas vivencias, se elije el término de “Valores” para definir cuáles son las cosas más importantes para la nación, o el grupo, o la persona en particular. Y hablando de las personas en lo individual (dejaré a las autoridades y los maestros continuar con el tema de la Patria -aunque con la globalización y las invasiones culturales están pasando muchas cosas, ¿verdad?-), y por lo mismo que son individuales, más que definirte desde mis experiencias y conocimientos cuales son los valores que debes vivir, mejor te comparto un ejercicio para que tomes conciencia de cuáles son, y entonces sí, de manera consciente y plena los utilices como la herramienta efectiva que son para tomar decisiones.
¿Qué quiero decir con esto? Que los valores son “criterios trascendentes de vida”, los cuales usamos para definir las cosas importantes de nuestra vida, lo que nos identifica como personas en lo particular y como parte de grupos -familia, escuela, empresa, estilo de vida, comunidad y así sucesivamente- y así decidir si las cosas que hacemos caben, o encajan, en nuestro modelo particular de vida. Esto lo podemos saber poniendo atención en el grado de comodidad, o incomodidad, que sentimos al elegir entrar o no en la situación del caso. Otro indicador integrado en tu sistema de auto-monitoreo, es el grado de compromiso, y este lo percibes en la calidad del involucramiento que tienes en tu actuar, en el grado de acción y participación (¿si no hay acción, que caso tiene estar comprometido?). Así que desde la óptica que te comparto, de emplear los valores como criterios para evaluar tus acciones y compromisos, desde el punto de vista de tomar acción en el rumbo de perseguir tener “momentos plenos” en el camino a lograr tus “mayores metas”. Y dado que son cosas importantes para nosotros, y son útiles para tomar decisiones, es bueno saber que normalmente estaremos decidiendo, dentro del área de los valores, si lo que está en la situación o contexto es algo que nos atrae (por ejemplo, encontrar ahí libertad, respeto, armonía, desarrollo, etc.) o es algo que nos aleja (estados como la humillación, la culpa, el rechazo, y así).
Reitero, aquí no hablo ahora de los valores para describir un sentido de moral o de filosofía, sino como que cosas hay importantes en nuestras vidas, que finalmente son características personales que nos definen y constituyen parte de nuestra esencia.
Entonces, ahora te comparto el siguiente ejercicio, que puedes hacer este próximo día festivo, en una salida al parque que tengas con tu familia, o en un momento de compañía de ti mismo (soledad es una cosa, estar acompañado de ti mismo es algo muy diferente). Esto es lo que podemos hacer para conocer nuestros valores:
Piensa en que es lo más importante para ti acerca de tu vida.
1. Encuentra 3 experiencias importantes en tu camino por la vida. Digamos que pueden ser el nacimiento de un hijo, un paso de año escolar de manera notable, un reconocimiento especial, y en fin, momentos con los que te identifiques plenamente desde el punto de vista que son muy especiales para ti. Otra manera de acercarte a las cosas importantes para ti es pensando en las cosas que te “prenden” hacia la alegría o el enojo. Otro acercamiento es pensando en las personas que más han llamado tu atención (familiares, maestros, figuras de autoridad, personajes de la historia, alguien con quien te identifiques de alguna manera o te haya sido digno de admiración).
2. Piensa en la primera de esas experiencias. ¿Por qué es importante para ti en este momento? Tal vez no lo viste así de importante en su tiempo. Escribe unas tres frases clave acerca de ese momento.
3. Ahora escribe unas tres palabras clave acerca de las palabras más relevantes en cada una de las tres frases que acabas de escribir. Tal vez ya tengas de nueve a doce palabras ahí. Por ejemplo, si tu experiencia importante fue lograr cierta venta, tal vez ahí encuentres valores como elevación de autoestima, entusiasmo, sensación de éxito, la celebración. Ahora toma una de estas palabras y amplía de nuevo la lista (éxito puede llevarte a pensar en reconocimiento, triunfo, lograr dinero).
4. Repite este proceso para las otras dos frases clave. Esto te llevará a tener de 12 a 30 palabras. Si en tu lista alguna palaba se repite, solo cuéntala como una. Ahora tienes escrita tu propia lista de “Valores”.
5. Ahora, de esa lista podemos encontrar nuestra “Jerarquía de Valores” de la siguiente manera: Elimina una palabra de todas las que hayas escrito. Este será uno de tus criterios de decisión más bajos. Tal vez si está o no está presente cuando tomas una decisión no te es tan relevante. Ahora elimina otra palabra, y luego otra, hasta quedarte con siete (pueden ser 5 o 10 también, sin embargo 7 es un numero práctico). Revisa que dentro de las siete no haya palabras o conceptos repetidos.
6. Viene el momento crucial, y aquí el propósito es dejar una lista de esos 7 valores. Para hacer tu elección, piensa en ¿de los 7, si tuvieras que elegir, a cual renunciarías? Y así sucesivamente, hasta quedarte con una palabra final. Tu “Valor Supremo”.
Espero que este ejercicio te resulte útil e interesante, y de ser el caso, compártelo con tus seres queridos. Crear conciencia entre los que me rodean de cómo hacer mejores decisiones, es mi contribución esta semana al crecimiento de mi México. ¿Quieres participar en ello?

EL Cambio

El Cambio
Hace unos días el Presidente de la República habló de la necesidad –yo digo urgencia- de cambiar el estado de las cosas en el país. Independientemente de tu opinión política, estarás de acuerdo que desde hace mucho muchas cosas deberían estar cambiando, más los sistemas, las estructuras y las leyes están hechas por personas, y primero han de cambiar internamente las personas para después lograr cambios fuera de ellas.
Gandhi dijo: “Haz en ti el cambio que desees ver en el mundo”. Entonces, si deseas ver un cambio en tu país, en tu estado, en tu comunidad o en tu familia, empieza por lograr ese cambio en ti.
Ahora, hablando del proceso de cambio, te comento lo siguiente. Para empezar, hay q definir claramente que queremos cambiar, usando lenguaje positivo, o sea, expresar que es lo que si deseas, y recalco esto porque es usual que primero digamos que no queremos más que decir que si queremos.
Luego hay que considerar ciertos elementos para que el cambio ajuste de nuestro Plan Estratégico de Vida. Estos elementos son: Misión, Identidad, Valores, Paradigmas (o creencias de vida), Competencias Personales, Comportamientos y Entorno.
Como siguiente paso del proceso, hacemos un diagnostico, entendiendo donde estamos ahora, donde deseamos estar y cuando y cuál será el camino a recorrer (plan de acción).
También debemos saber el proceso de cambio que tiene las fases de negación, resistencia, exploración y compromiso. Incluso en un momento dado, nuestro propio entorno puede entrar en ese mismo proceso al ver un cambio en nosotros, y limitar, o mejorar, nuestra habilidad para lograr ese cambio. Profundizando más la idea del cambio, saber que dentro de nosotros se dará una transición, que es el proceso psicológico por el que pasan las personas para aceptar la situación nueva. Aquí es bien importante resaltar que el cambio es constante, está en todos lados, y más tarde o temprano, lo externo nos cambia, así mejor optemos por hacer nosotros los cambios que nos permitan fluir más cómodamente con el cambio. Es mejor proponer y hacer cambios, que ser “víctima” de los mismos ¿verdad?
Para lograr el cambio, por supuesto es importante empezar por lo básico, y eso es la actitud, de la cual podemos definir en qué puntos poner nuestra atención, para poner ahí nuestra energía:
Aclara cuales son tu valores que te permiten hacer ajustes en ti y en tu entorno; afronta tu propia responsabilidad; establecer metas retadoras y alcanzables; actuar con decisión y rapidez; gira cuando la ola gire, en lugar de resistirte; aceptar los hechos y seguir adelante; eliminar de tu vida las actividades que no agregan valor y satisfacción; aceptar lo que no puedes cambiar; Y DISFRUTAR DE LA VIDAAA

lunes, 20 de julio de 2009

Los Esquemas Mentales

Los Esquemas Mentales

El concepto “esquema mental” está referido al conjunto de creencias, paradigmas, actitudes y programaciones que una persona tiene con respecto a alguien o a algo de su mundo. En otras palabras, hacia un objeto psicológico, que pueden ser tan concretos como una persona, un animal, o alguna cosa con la que trabajamos en nuestra vida diaria; también pueden ser objetos tan abstractos como los valores, el amor o Dios. Estos esquemas también incluyen a los “estereotipos”, que son generalizaciones que proyectamos hacia grupos a partir de experiencias con individuos. Un ejemplo de esto es que al pelearnos en el tráfico con algún taxista y generalizamos nuestra opinión de un taxista hacia todos. Hablo de “esquemas mentales” en plural porque los esquemas agrupan conjunto de creencias.
Formarnos creencias, que a su vez se convierten en “filtros de la realidad” nos permite hacer conocido lo desconocido y de esta manera reducir nuestra ansiedad ante las novedades que se presentan alrededor y dentro de nuestras vidas, y sucede que lo que hacemos cada día está totalmente determinado por lo que creemos al respecto de eso que hacemos y lo que le rodea.
Ahora, aunque los esquemas mentales nos simplifican la vida, cabe que nos limiten el poder percibir más allá de lo que nuestras creencias, paradigmas y actitudes abarcan. Una posibilidad constructiva de vivir con nuestros esquemas mentales, es percibir, vivir y entender nuestra realidad con visión objetiva, que es ver la realidad que nos rodea a través de los hechos o sucesos concretos –sin anteponer en nuestra percepción nuestros propios juicios o esquemas-.

También es importante entender que nuestros esquemas se han desarrollado como resultado de nuestras experiencias tempranas, y entonces cabe que con sentido auto-crítico analicemos si estos esquemas están acordes a nuestras realidades actuales (nivel de conciencia, situación, experiencia, recursos y estados internos, valores, deseos, metas, etc.) e incluso, si lo que están haciendo estos esquemas es mantenernos en una zona de confort, con lo cual retardamos nuestro desarrollo. Este retar constantemente nuestros esquemas mentales nos sensibiliza para conocer sus límites y modificar o agregar otros esquemas que nos permitan abrirnos a las realidades diferentes y cambiantes que nos rodean.

Una manera de hacer esto, sería que después de una jornada de vida (no solo de trabajo, sino de vida diaria) tomes un tiempo para correr una película en tu pantalla mental, y te auto-cuestiones en estos aspectos:
¿Qué hice hoy?
¿Estoy satisfecho con mi desempeño?
¿Obtuve los resultados que buscaba?
Si afirmativo, ¿Por qué si?
Si negativo, ¿Por qué no? ¿Cuáles de mis esquemas - creencias, paradigmas, actitudes y programaciones- influyeron en mis conductas?
¿A partir de cuando tengo ese esquema? ¿Con ese esquema, pude hacer lo mejor que podía hacer?

Estas preguntas son de partida, y tu puedes agregar tantas como más maneras propias quieras tener para encontrar tu menor camino para el cuestionamiento propio que te lleve a un avance en tu vida.

domingo, 12 de julio de 2009

PLANES DE VIDA: ASPECTOS FINANCIEROS

Para alcanzar nuestros objetivos una opción que te recomiendo es hacer planes, entendiendo que en el trayecto las circunstancias pueden llevarnos a hacer ajustes ligeros, conservando presente el “Plan Mayor”. Dentro de nuestros planes de vida, el buen manejo de las finanzas personales tiene una importancia relevante ya que nos permite valorar riesgos y ventajas con suficiente previsión y tiempo, ubicándonos con claridad en las 3 etapas de la construcción de la independencia financiera: Protección, Acumulación y Retiro.
Para empezar, lo primero es medir nuestras propias fuerzas y áreas débiles. En otras palabras, cuáles son nuestras fuentes de ingresos, cuáles son nuestros gastos, nuestras obligaciones y cuando debemos cubrirlos. En la parte de nuestras obligaciones, es fundamental que incluyamos la obligación MAS GRANDE que tenemos. Me refiero al compromiso que tenemos con nosotros mismos de proveernos de recursos para nuestro futuro retiro, ya que la única persona que tiene la obligación de cuidarnos en nuestra vejez, desde el punto de vista del dinero, somos nosotros mismos. Si queda claro, ¿verdad?
Por supuesto que estamos hablando de compromiso, y el mejor compromiso y regalo que te puedes hacer, y hacerle a esa persona con que decidiste pasar el resto de tu vida (y si no llegan juntos a esa etapa, como quiera reunirás un buen dinero) es apartar dinero de manera constante, continua y permanente –que en algunas culturas lejanas y extrañas a nosotros les llaman AHORRO- para que empieces a hacer una base que te permita hacer lo mejor que puedas para pasar lo mejor posible. Repito, el AHORRO (yo no lo había hecho, mas ahora tengo urgencia de hacerlo, y de compartir este concepto contigo) se pone dentro del campo de OBLIGACIONES, y se pone la fecha (semanal, quincenal o mensual) para apartarse, guardarla y olvidarse de ese dinero por lo pronto y mientras el empieza a trabajar para ti, claro. Una vez más, el ahorro no es dinero que sobra del mes. El ahorro es dinero que se aparta desde un principio. Si sobra dinero al fin del mes, pues podrás elegir, por ejemplo, entre ir al cine un fin de semana, o ir el miércoles (2X1!) o rentar una película y verla en casita.
Conoce más sobre tus hábitos de consumo y cambia los hábitos financieros que no te llevan a cumplir con tus metas mayores. Identifica los hábitos de consumo que más te cuestan, como el fumar, pagar tarde y con recargos, tomar baños demasiado largos, rentar películas que no ves o todo lo que se te ocurra y elimínalos.
También considera que hacer con tus prioridades mayores:
Deudas y gastos urgentes - Unos ejemplos serían: Renegociar mis pagos mensuales con el banco para saldar mis deudas con las tarjetas de crédito. Pagar puntualmente más del mínimo mensual para evitar recargos y saldar con prontitud mi deuda. Cancelar las tarjetas que no uso. Revisar y liquidar primero las deudas que cobran el interés más alto.
Cantidad de ahorro – Aquí puedes tener propósitos como: Comprar una lavadora, una TV de plasma, pintar la sala. Aunque en el caso de las finanzas de largo plazo, sería más importante que te propusieras abrir una cuenta de ahorro para el retiro, revisar tu Afore o contratar algún tipo de seguro de gastos médicos –o quitarle es tope si tienes uno en tu empleo- o para la educación de los hijos (sobre todo si son menores de 10 años, ya que además están cubiertos en caso de que faltes), o para el auto o la casa.
Si ya posees un pequeño ahorro, es una buena idea pensar en invertir para que ese ahorro crezca. Busca instrumentos que garanticen un rendimiento por arriba de la inflación, que paguen rendimientos reales y ofrezcan disponibilidad diaria.
Ten presente que el ahorro y la inversión son claves para alcanzar nuestras metas, y ahora lo más importante ¡ES SABER QUE TU FUTURO ESTA EN TUS MANOS!

domingo, 21 de junio de 2009

¿ QUÉ ES UN PAPÁ....?

¿ QUÉ ES UN PAPÁ....?
Un papá, lo que se llama papá, es una combinación extraña de razón y sentimiento.Es aquel que sabe orientar y exigir, pero al mismo tiempo sabe amar.Es aquel que al minuto de haber regañado con severidad, sonríe y guiña el ojo con ternura.Es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir si cuando es lo conveniente.Un papá zapatea duro cuando cumple su deber y anda de puntillas en la noche cobijando nalguitas y cuerpecitos fríos.Un buen papá es el que después, de una dura jornada de trabajo, al llegar a casa abraza a sus hijos y se vuelve un niño jugando can ellos.Un papá es aquel hombre que genera vida, que acompaña y da seguridad ofreciendo una mano firme.Un papá es un higo que parece duro y espinoso por fuera pero es puro y dulce en su interior.Un papá es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza.Un papá, un verdadero papá, tiene mucho de mamá, aunque tenga fortaleza de varón inquebrantable.Un papá es refugio seguro para el hijo que llora y sufre...un papá es aquel que sabe escuchar y alentar a los hijos en las derrotas de la vida.A los papás se les dedica un día en el año, pero ellos dan todos los días para los suyos.Son generosos por naturaleza, por voluntad y por amor. Además, un papá nunca muere, simplemente se esfuma para continuar mandando su recuerdo con sus enseñanzas.Los papás, son arriesgados, decididos, comprometidos y tenaces.La vida de los hijos transcurre felizmente a la sombra de un buen papá, como el amigo y confidente que refleja la ternura, la bondad y el amor de Dios - Padre.Felicidades, Padres, Alfredo.

lunes, 15 de junio de 2009

El movimiento del cambio es gradual y progresivo

El movimiento del cambio es gradual y progresivo

Cuando vamos adonde vayamos, nuestras maneras de ser están ahí con nosotros, siempre. Nuestras maneras de ser incluyen el cómo observamos, como contestamos y como respondemos, el cómo interactuamos, y también nuestras emociones y sentimientos (estados de ánimo, o más precisamente, emocionales, mentales y fisiológicos) así como las actitudes. La mayoría de esas características las comunicamos a los demás a través de las conversaciones, y es por ello que el manejo del lenguaje positivo es tan importante al momento de influir en los demás, y en nosotros mismos.Ahora, ese influir lleva a cambios, entendiendo estos como mover las ubicaciones de nuestras percepciones ante la realidad; cambiar nuestros enfoques para finalmente tener mapas más amplios acerca de lo que sucede a nuestro alrededor en personas, cosas, hechos y lugares, sin sacrificar nuestras creencias y valores desde luego, y de esa manera, crecer continuamente. O sea que esos ligeros cambios nos dan la oportunidad de estar aprendiendo, y esa es la naturaleza del desarrollo del ser humano.La presencia permanente del cambio vendrá de fuera de nosotros, como personas u organizaciones, o vendrá de adentro. La primera demanda flexibilidad y rapidez de respuesta. La segunda, visión, previsión, planeación y acción. Los dos enfoques son buenos, y mejores dependiendo de la alineación que tengan con las metas trascendentes y la identidad de cada persona o grupo.Al movernos con estos nuevos aprendizajes, con estas experimentaciones de cambios, es bien importante que la persona o grupo obtenga –o promueva- un ambiente que apoye, refuerce y estimule a las personas para hacer estos cambios de manera suave y gradual. En estos días, quienes generan el cambio pueden orientarse ya a facilitar aprendizajes que permitan el desarrollo de competencias genéricas. Estas competencias permiten aprender un poco de todo, más que todo de poco, ya que la especialización, sin dejar de ser necesaria para campos específicos de la investigación, el desarrollo y el conocimiento, por lo mismo que es altamente especializada, empieza a quedarse fuera del contexto del manejo apropiado de las competencias de factor humano, que al final del día son las que nos permiten relacionarnos con los demás.Entonces, la importancia de tener claro que el cambio –aprendizaje- es gradual, reside en que un cambio en el entorno de la persona, necesariamente afectará sus comportamientos, lo cual tal vez implique el desarrollo de una nueva capacidad. Así que dentro de lo posible, veamos donde es necesario, o deseable, un cambio, y trabajémoslo de manera organizada, considerando tiempos, recursos y efectos, de manera que podamos cruzar de una orilla a la otra de la manera más fluida y enriquecedora posible.

"El secreto de la vida no está en el descubrimiento de nuevas tierras, sino en ver el mundo con ojos nuevos."- Marcel Proust -

Alfredo.

El cambio verdadero es interior

El cambio verdadero es interior

La humanidad da gran valor a las reflexiones y las opiniones de aquellos a quienes considera sabios en algún tema. Hoy, hay personas, a quienes llamamos mentores, tutores o consultores. Gente que facilita el desarrollo del potencial humano. Gente que guía la evolución de la conciencia, personas que perciben los procesos de cambio y caos, de las personas y desde los grupos, desde afuera.
Esta evolución ha venido desde aquellos días en que se descubrió el fuego –incluso antes-. Hemos visto muchísimas cosas en el camino, y hoy estamos más cerca del fin de una era y el inicio de una próxima. ¿Quiénes pasarán al siguiente nivel? No sé, no hay parámetros que nos den idea. Lo que si podemos hacer, es hacer lo mejor que podamos cada día, y desde luego, abrir ojos y oídos a gente con pensamiento de vanguardia, que pueda atisbar el horizonte y nos comparta cuales son los escenarios que percibe más adelante.

Por mi lado, y desde luego sin pretender estar a las alturas de las personas que se dedican a pensar de tiempo completo, he pensado si al final de los días no regresaremos a esos estados que supuestamente tuvieron nuestros antepasados, en que tenían capacidades para comunicarse, ver y prever, con el adecuado uso de sus mentes. De hecho, las herramientas de comunicación y las computadoras, ¿no son cada día más pequeñas, dándonos más y más posibilidades de seguir enlazados a los demás, mientras así lo deseemos y con toda transportabilidad? Entonces, ¿cuál sería el siguiente paso lógico en esa dirección? ¿No sería hacer lo mismo, sólo que sin aparatos externos a nuestras personas? Cada vez estamos más cerca de esas respuestas a nivel masivo…

Bueno, adonde quiero llegar en esta ocasión, es a que pensemos en la utilidad de trabajar nuestros diseños de vida con un asesor o un experto (por saber diseñar, y por haber vivido los procesos) pues finalmente, quien ya transitó por el camino, sabrá donde están los recovecos de la vía, los puntos de amenaza, y los espacios de refugio.

¿Cómo se dan estos procesos, o como yo les llamo, “pedazos del camino que recorremos juntos”? Pues funciona teniendo una persona que elige estar, y seguir, atada a creencias o paradigmas o programaciones a las que ha sido condicionado desde sus etapas de crecimiento. Es esta una persona que también trae miedos ¿alguien no los trae en su valija? Y pues esos miedos, tienen una función, una utilidad, que es la de preservarnos, aunque llega el momento de preguntarnos si esos miedos –o lazos fuertísimos con el pasado- ¿siguen vigentes en nuestras vidas? ¿Qué pasa si nos asomamos a ver si el “coco” ya se fue? ¿Qué pasa si nos damos cuenta de que no existía tal “coco”?. Por el otro lado, hay una tercera persona, que por experiencia y visión, le plantea opciones al primero para poder soltar sus lastres, desaprender aquello que ya no le es de utilidad, honrando la aportación positiva que tuvo en su momento, y además, aprender a aprender nuevas habilidades, desarrollar capacidades y crear nuevas creencias acordes a su esencia y a tono con sus situaciones actuales y sus planes de vida.

Lo que hay que tener presente, en cada momento de cambio, es que al final de cuentas, son las personas que están adentro quienes hacen sus cambios y ajustes.

"Vive la vida como si hoy fuera el último día de ella, y gózala como si fuera el primero” – Alfredo Pérez Venegas.

jueves, 28 de mayo de 2009

Creencias de Poder – parte II

Intuición:
En nuestro interior, hay una voz que me llama, y me guía. Es mi intuición. Puede elegir escucharla o ignorarla. En cuanto estoy en sintonía con ella y le escucho, encuentro que soy guiado y que puedo lograr resultados increíbles. Puedo ver que, a largo plazo, el universo trabaja de maneras misteriosas, a mi favor, y a favor de todos. El propósito más elevado:

Todo lo que sucede, sucede por una razón, y para beneficio de un propósito más elevado. Puedo aprender a ver lo que me sucede desde una perspectiva más allá de la meramente diaria. Puedo ver las cosas desde la óptica del universo, y visualizar que será lo bueno que resulte de todo lo que me sucede. Es el caso del aforismo “¿está el vaso de agua medio lleno o medio vacío?”. Puedo verlo negativamente, y mi reacción será aún peor. También pudo verlo positivamente, y mi reacción será mayor al tener una carga de energía positiva. Todo momento es extraordinario:

El pasado solo existe en mi memoria. El futuro solo existe como una expectativa. El único momento que existe es el de AHORA. Es un momento preciado, y he de tratarlos con respeto y vivirlo al máximo. Estando enfocado en el presente, tengo enfoque, y me enfoco plenamente en lo que estoy haciendo AQUÍ y AHORA. Acción mejor que reacción:

Es mejor ponerme en una situación donde actúe, que estar en una en la que solo reaccione. La reacción es inconsciente, mientras la acción es consciente. Y así como hay momentos para la actividad, también hay momentos para la quietud. Viviendo el momento presente, y teniendo control consciente de mi mente consciente, enfoco donde poner mi atención, ya que donde la pongo, pongo mi energía. Influencias positivas:

Los pensamientos negativos atraen cosas negativas, que drenan mi energía. Los pensamientos positivos, opuestamente, atraen cosas positivas e incrementan mi energía. Con este fin, es preferible ver las cosas que me suceden desde una perspectiva positiva, y de lo negativo, entender cuál es el aprendizaje que puedo obtener para conservarlo en mí y el resto, dejarlo ir.

Postura y Respiración:
La energía fluye a través del cuerpo, así como fluye por todas las cosas. Si mi postura es inadecuada, la energía no fluye adecuadamente causando bloqueos, que son la fuente de la enfermedad o el dolor. La energía, la respiro del mundo alrededor de mí. Por lo tanto, mi respiración ha de ser profunda, viviendo del movimiento del diafragma más que de mi pecho.

Esto me posibilita absorber el máximo de energía, y todo el oxígeno que sea posible del airea que respiro en cualquier lugar en el que esté. También la respiración profunda me relaja. La respiración corta, breve, por el contrario, genera más bióxido de carbono en mi sangre, lo cual eleva mis sentimientos pensamientos negativos. Entonces, elegir la respiración profunda me permite una mayor consciencia y claridad mental, y un mejor manejo de mis emociones. La mejor de las intenciones, hay que ponerla en acción:

Puedo intentar lo que sea, pues mis intenciones son importantes. Sin embargo, mientras a la intención no siga la acción, no tengo nada en concreto. La acción convierte al conocimiento en sabiduría.

Libertad de elegir:
En cada situación en la que me encuentro, tengo la libertad de elegir, aunque no ve las opciones en ese momento. Más al descubrirlas, he de tener la fortaleza y el valor de hacer la elección adecuada, de manera ecológica y dentro del mis objetivos más elevados, a largo plazo. Puedo hacer a un lado la idea de la “gratificación inmediata”.

Alfredo.

lunes, 25 de mayo de 2009

NUEVO DOMICILIO - VIDEO, TODOS NECESITAN UN COACH

Hola,

Esta semana tengo muchísimo gusto en compartirte el nuevo domicilio del consultorio donde seguiré trabajando en el área de la Psicología, la PNL y el Coaching:

Calle Alfredo R. Plascencia # 131-B
Col. Ladrón de Guevara

Citas al
Tel. 44 44 71 20
Cel. 044 33 11 45 77 74

Entre Av. México y calle Justo Sierra
A dos cuadras de Av. Américas
A espaldas del Sanatorio Guadalajara

Para celebrar el hecho, esta semana te envío un link de un video maravilloso, y un comentario acerca del link.

Te invito a que primero veas el video…

http://www.flixxy.com/game-of-survival.htm

¿Ya lo viste todo? ¿Qué te pareció?
Además de las emociones que nos puede despertar el video, hay elementos de los que te quiero comentar brevemente, como son: el jaguar, el osezno, el oso y el marco de una bellísima naturaleza.

El jaguar, desde mi punto de vista, pues simplemente es formidable (amo los felinos ¿se nota?), una majestuosa representación del poder, de la gracia y de la astucia del reino animal. Realmente no atacaba al osezno, se ocupaba en buscar el alimento para continuar con su vida. Así es en la vida real ¿no? Aunque al final pues optó por la prudencia y dijo …vámonos haciendo menos…

El osezno, caray, ¿verdad que los bebés son hermosos? Un animalito que vive al máximo la curiosidad, el juego, la experiencia, y que de repente se ve ante una amenaza muy real, y letal, para la que no tiene más elección que el escape (si sabes que en una situación de supervivencia tenemos 3 posibles reacciones ¿verdad? Escapar, pelear, o quedarnos congelados) y pues la falta de experiencia lo lleva a meterse en caminos poco apropiados para salvarse…¿alguna vez te ha sucedido algo parecido?

En cuanto al oso (la verdad, no pude apreciar si traía las uñas pintadas, por lo que pienso que era oso y no osa) vaya que fue oportuna su aparición. Inmenso, poderoso, y protector. Cuidador y cariñoso en el momento adecuado…

Y la naturaleza, Dios mío, gracias por esos espacios qué aún existen para gozo de nuestros ojos y nuestros espíritus.

¿El video aplica a mi ejercicio del Coaching? Me gustaría saber de ti mism@ si crees que video aplica a mi ejercicio del Coaching, o no.

Por lo pronto, te deseo que esta semana fluyas en armonía en dirección a tus metas.

Saludos,

Alfredo.

lunes, 18 de mayo de 2009

¿Quién en verdad es maestro?

Este viernes15 de mayo festejamos el día del maestro. En esta ocasión un festejo muy extraño como tantas cosas extrañas está pasando este año, y seguramente seguirán pasando.
Regresando al tema del maestro, me pregunto ¿Quién en verdad es maestro? Seguramente te brincan a la pantalla mental recuerdos de gente que realmente ha traído cosas nuevas a tu vida. Esto de ser maestro o tener un maestro por supuesto que implica los salones de clase y mucho más. Ser un maestro implica transmitir un mensaje importante, asegurarse que el alumno adquiera nuevos comportamientos y más importante, que el estudiante confirme o cambie creencias, valores y expectativas, de sí mismo, de quienes le rodean y acerca de la vida misma.
Desde ese punto de vista creo que profesores todos hemos tenido muchos. Maestros, muy pocos. Y Maestros de verdadera trascendencia, esos desde luego los contamos con los dedos.
Se dice que hasta que el alumno está preparado es cuando aparece el maestro. Por lo tanto, como aprendices, es tomar conciencia de que en diferentes etapas y diferentes situaciones puede haber alguien cerca de nosotros que realmente nos pueda ayudar, o requerir nuestra ayuda. Algunos de esos diversos escenarios son estos:
Cuidar y guiar – que es dar recursos y apoyo respecto al entorno en el lugar en que se dan los cambios o aprendizajes. Es acerca de dirigir a una persona o un grupo a través de un camino que va de estado actual a un estado deseado.
Entrenar – que es promover la percepción consiente de los recursos y las capacidades con que cada quien cuenta. Implica la atención cuidadosa y la retroalimentación de los comportamientos deseados, así como facilitar la coordinación de los miembros de un equipo.
Enseñar – que es ayudar a desarrollar habilidades y capacidades de conocimiento, incrementado las competencias y habilidades de pensamiento relacionadas con área específicas de aprendizaje.
Ser tutor - que es guiar a la persona hacia el encuentro con sus propias competencias inconscientes e influenciar de manera positiva las creencias y los valores de la persona. En este esquema encontramos que hay técnicas en la Programación Mental que nos permiten ubicar y llevar con nosotros “consejeros internos” a lo largo de nuestros caminos.
Patrocinar - que es reconocer y aceptar (ver y bendecir) la esencia o identidad de la persona para exponenciar el desarrollo de su identidad y de su esencia.
Despertar – la expresión más elevada del trabajo de un maestro, ya que se trata de apoyar a la persona en la búsqueda y encuentro de su visión, su misión y su espíritu. Es volar junto con alguien más hasta que este vuele, por primera vez o de nuevo, por si mismo en dirección de sus más grandes metas y alineando con ellas su identidad, sus valores y creencias, sus capacidades y sus hábitos o comportamientos.
Como ves, esto de ser un maestro o tener un maestro lo hemos vivido en más de una ocasión en nuestras vidas. Ahora tienes más información, y por lo tanto más conciencia, de momentos y circunstancias para diferentes interacciones entre los maestros y sus discípulos. Y con diferentes personas podemos asumir roles de diferentes estudiantes o diferentes maestros de acuerdo a la necesidades de nosotros, de quienes nos rodean y de las circunstancias.
¿Y tú, ya has elegido un maestro para este azaroso período que estamos cruzando?
Como cada semana, no te deseo que tengas una buena semana, más si te deseo que logres y alcances la semana que te propongas de manera consciente.
Saludos,
Alfredo.
Alfredo Pérez Venegas
Psicología, PNL, Coaching
-Rediseño de Vida-
Guadalajara, Jalisco
Tel. 44 44 71 20
Cel. 33 11 45 77 74
Skype: apcoach1

lunes, 11 de mayo de 2009

Algunos Derechos y Obligaciones – Para la Madre

Un gran día el de hoy ¿no es cierto?

Día de la Madre, en un año que cada día que pasa, se va convirtiendo en más y más diferente, con más nuevas oportunidades de ver las cosas de otras maneras, tal vez de iniciar nuevos caminos, incluso de andar por el mismo desde otro punto de vista ¿has caminado por donde siempre caminas, hacia atrás, solo para variar?

Bueno, el caso es que sí, también yo hablaré de la Madre (este año se cumplen 30 de que mi madre se adelantó en el camino…chispas, como pasa el tiempo, y cuantas cosas nos quedamos…) aunque desde un punto de vista diferente. El poético y el comercial lo dejo a los especialistas. Lo que yo quiero expresar este día, a las madres, es agradecerles que cada día hacen su mejor esfuerzo, brindan su abnegación, dejan de comer por darles alimento a sus hijos, se olvidan de dormir por velar el sueño de los hijos enfermos, y pues eso, se dejan de lado a sí mismas por cumplir hasta el último aliento con su más sagrado deber…el de ser madres.

También quiero recordar, claro, desde un punto de vista que jamás podrá ponerse en los zapatos de una madre, por más y mejor que lo intente, que al no haber escuela para Madres, como todo ser humano harás lo que puedas dentro de tus capacidades para criar los mejores hijos posibles, dentro de tu escala de valores y creencias. Esto incluye transmitir tantas cosas que nos fueron enseñadas de tan variadas formas (en otras palabras, repetir algunos programas que tenemos y les damos y damos “replay”) y que luego sucede que funcionan a la maravilla, y de repente, un día cualquiera, dejan de funcionar en los hijos. ¿Cambiaron tanto los críos sin darnos cuenta? ¿Las feas amistades son tan mala influencia? ¿El profe de la escuela en verdad tiene aversión a nuestros hijos? No sé la respuesta. Lo que sé es que los hijos son el ejemplo –y recordatorio- más cercano que tenemos de cómo la gente va transformándose con el tiempo. A veces en la dirección deseada, a veces simplemente cambiando sin rumbo fijo, muhas ocasiones sólo arrastrados por los vientos como brquitos de papel bajo las lluvias de Mayo, y gran cantidad de veces sin siquiera ser concientes de los cambios a nuestro alrededor. El punto es que el papel de la madre, y claro el del padre también, son de cambio constante. Una adecuacaión a las nuevas circuntancias de cada uno de los hijos, de la perja, de las finanzas personales y de la familia, y de las propias (sueños que se van cumpliendo, metas olvidadas, objetivos dejados de ladito). Así que cuando tu hijo pasa de una etapa a otra, como de primaria a secundaria, de niña a mujercita, de solitario a parte de un equipo –o grupo, o pandilla- revisa todo el sistema alrededor de tu más preciadas joyas (tu eres una de las más influyentes partes del sistemas de tus hijos, por lo que vale la pena que hagas una revisión objetiva de tu desempeño, ya que inconscientemente pudieras estar influenciando las cosas, en una dirección u otra. Y hablando de esto, me pregunto si en algún lado existe una “Carta de los Derechos y las Obligaciones de las Madres”. Por cierto, ¿Por qué cuando hacen las Cartas de los Derechos de X grupo de la humanidad, no se habla también de sus obligaciones? ¿Has visto como están las cosas respecto a las relaciones hijos-padres en Estados Unidos (menciono ese país porque es la nación más desarrollada que me queda más cerca)? Retomando entonces el asunto de esa carta referida a las Madres, y exhibiendo mi ignorancia en cuanto a que ya exista una en algún lado, quisiera empezar a escribir esa Carta con algunos renglones:

Derechos:
La Madre tiene derecho a ser feliz, junto a los hijos.
La Madre tiene derecho a ser feliz, a pesar de los hijos.
La Madre tiene derecho a estar satisfecha de su esfuerzo, independientemente de las decisiones y resultados de sus hijos.

Obligaciones:
La Madre tiene la obligación de crecer cada día como ser humano, para a su vez ser mejor Madre.
También tiene la obligación de crecer como Madre, para ser mejor ser humano.

Bien, esas son algunas ideas. Te invito a que me compartas lo que a ti te gustaría ver ahí, centrando la atención en que, a final de cuentas y desde la perspectiva que tengo, ser madre es una parte –para muchas mujeres creo que la más importante- y aún así es más que eso. Si opinas diferente, también compártemelo, será interesante saber que opinan personas de diferentes edades y regiones, de esta época, acerca de este relevante rol en nuestras sociedades.

Saludos, y sigamos cuidándonos de la “influenza”.

Alfredo.

Alfredo Pérez Venegas
Psicología / PNL / Coaching
Manejo del Cambio, personal y grupal
-Rediseño de Vida-

Guadalajara, Jal, MX
Tel. 44 44 71 20
Cel. 33 11 45 77 74

Monterrey, NL, MX
Cel. 81 17 79 71 69

miércoles, 6 de mayo de 2009

¿Hay Influenza Mental?

Es cierto que el día de hoy en México, y ya en algunos otro países, existe un virus de un catarro poco común que ha mutado, originando enfermedad y hasta muerte.
Más que ver la enfermedad como tal, te invito a que veamos la situación desde algunos otros enfoques, por ejemplo:
El manejo de la información – Han estado circulando, que a mí me haya tocado ver, al menos 3 o 4 versiones de la misma desinformación. Que Obama traía el virus en su portafolio, que grupos de poder mundial han manejado esto fríamente de acuerdo a sus intereses comerciales, y hasta que ovnis regaron el virus en la ciudad de México. Las fuentes de información de algunos de estos correos han sido gente como la tía del amigo del vecino que trabaja en un hospital, lo que alguien escuchó en el metro, y sobre todo, fuentes de origen desconocido. A varias personas que les pregunté si conocían quien había originado el correo me comentaron que no tenían la certeza y que lo habían enviado por que les había parecido importante…Así se hacen los chismes. Lamentablemente estas “cadenas de información” repercuten en el ánimo de mucha gente. Si sabes de alguien que reenvió alguno de estos correos ¿crees que habrá pensado que más daño que causa el virus es el daño que inflige el mal manejo de la información? Por otro lado, y sin dejar de extremas las precauciones para cuidar nuestra salud, ¿sabes que cada semana muere más gente atropellada en la ciudad de México que el número de víctimas que ha causado en esa ciudad el virus de la influenza?
La conexión mente-cuerpo – El sistema defensivo del cuerpo está íntimamente ligado a nuestro estado emocional. Está demostrado científicamente que a mayor tensión, más baja el nivel de efectividad del sistema inmunológico, lo cual abre las posibilidades a que gérmenes y virus que nos rodean todo el día, todos los días, entren a nuestro cuerpo sin gran resistencia. Esta situación afortunadamente está en manos -y mente- de cada uno de nosotros y podemos hacer algo más efectivo en dirección de conservar e incluso mejorar nuestra salud. Eso que podemos hacer es elegir pensamientos positivos (recuerda que tenemos cerca de setenta mil pensamientos al día), así que en la medida de lo posible pongamos nuestra atención en asuntos positivos y constructivos, pues ya sabes que donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía.
El manejo del ocio - Con la pausa de las actividades escolares, del cierre temporal de lugares de reunión, etc. el ocio ha aparecido en nuestros tiempos del diario vivir. Esto puede ser un tremendo fastidio, o una excelente oportunidad, para tantas cosas que dejamos de lado en el día a día. De nosotros depende decir: “que aburrido”, o leer un buen libro, ver alguna película, saludar a nuestras amistades, por supuesto leer mis correos atrasados (jeje) y sobre todo pasar tiempo de calidad con nuestros seres queridos ¿Es cierto que en todo hay una amenaza o una oportunidad?
Evento histórico - En mi vida me ha tocado ver sucesos que se han convertido en parte aguas de la historia, algunos de México y algunos del mundo. Después de esta pandemia de seguro veremos cambios en nuestras vidas. Seguramente enfocados a nuestra mayor protección y calidad de vida. Adelántate a obtener tus conclusiones acerca de tus reacciones, tus pensamientos y tus emociones de esta cruda etapa para que salgas de ella de una manera renovada.
En suma, tenemos en estos días una nueva ocasión para ejercitar nuestra capacidad de abstraernos (analizar de manera tranquila y ecuánime lo que sucede a nuestro alrededor y con nosotros mismos) y obtener más aprendizajes acerca de cómo reaccionamos ante grandes eventos de una manera en que apaguemos la luz de los demás o elijamos brillar con luz propia ayudando a que nuestros prójimos brillen intensamente.

miércoles, 29 de abril de 2009

El Poder del Dominio

En la vida diaria, la palabra "dominio" quiere decir dominar -o tener poder- sobre las personas, sobre las cosas, e incluso sobre los eventos, aunque con una connotación negativa.

Sin embargo, tiene también admite una significación más positiva. Por ejemplo, hace referencia a un nivel especial de destreza. Un pianista de conciertos no ejerce poder sobre el teclado, más su dominio de las teclas lo lleva a la interpretación excelsa de la intención del autor. De la misma manera, el dominio personal sugiere un nivel especial de destreza de nuestras habilidades y recursos, internos y externos, en cada situación de nuestras vidas, en lo personal, lo profesional y todas y cada una de nuestras "esferas de la vida".

¿Cómo se consigue el dominio personal?
Iniciando –como sabes- con una decisión, que se transforma en un compromiso de cada quien con su propio crecimiento. Este compromiso lo materializamos trabajando en puntos específicos:
· Visión: ahondar en el propósito que fundamenta nuestras visiones y metas. Una visión es un sueño que transformamos en realidad al poner plazos de ejecución para lograrlo.
· Fluidez: ver la "realidad actual" como una fuerza a nuestro favor, más que como un enemigo. Fluir con las fuerzas del cambio trabajando con ellas en vez de oponerles resistencia.
· Conexión: estar conectados con otras personas y con la vida misma. Al tiempo de hacer esto, desarrollar nuestra singularidad, siendo parte de una evolución creativa más amplia, en la que procuramos influir positivamente.
Como nos damos cuenta, el dominio personal es una característica de madurez, y esta nos lleva a vivir y defender nuestros valores, comprometernos con metas dirigidas a la trascendencia, y buscando permanente la mayor apreciación de la realidad. Como hemos platicado, toda decisión que ponemos en acción, implica crear nuevos hábitos y a la vez romper con otros. En este caso hablamos de abandonar el "echarle la culpa al otro". Hablamos de la verdadera independencia, a nivel emocional y mental, para continuar nuestro crecimiento. En el sentido de estos días, que celebramos un nuevo aniversario de la independencia de nuestro país (habrá que preguntarnos que tan independientes somos, hacia afuera y hacia adentro) es muy válido, es más, es muy necesario cuestionarnos que tan independientes somos como personas, y de ahí examinar que tan satisfechos nos sentimos con el nivel de nuestra participación personal en la solución de los problemas de nuestras comunidades. Que nos quede bien claro, el dominio es utilizar nuestras fortalezas y habilidades para solucionar y mejorar nuestra calidad de vida y de las comunidades en las que vivimos.

Puente sobre Aguas Turbulentas

En algún otro correo te he platicado de las actividades que desarrollo a nivel profesional, entre ellas el Coaching (luego te platicaré porque lo escribo con mayúscula, a diferencia de muchos otros practicantes de esta increíble actividad) y de la cual hoy te quiero hablar más, a través de una canción. Esta pieza se llama “Puente sobre Aguas Turbulentas” y la escribieron Paul Simon y Art Garfunkel en 1969 (sin hacerme comentarios eh…je je).

Antes de pasar a la canción, repasemos algo del Coaching, para tener un mejor marco de referencia para escuchar la canción.

Coaching – Viene del término en inglés “to coach”, o dirigir, y es un proceso interactivo, de aplicación en el entorno empresarial y personal, a través del cual el coach o entrenador y la persona o grupo implicados en dicho proceso buscan el camino más eficaz para alcanzar los objetivos fijados usando y desarrollando al máximo sus propios recursos y habilidades, usando como mayor herramienta un sistema de preguntas poderosas.

El proceso de coaching parte del punto de que el cliente (la persona o grupo que recibe el coaching), es quién cuenta con la mayor y mejor información para resolver las situaciones a las que se enfrenta. El "Coach" asiste al “cliente" a aprender de sí mismo. El proceso incluye la observación, para encuadrar nuevos puntos de vista; el tomar consciencia del gran poder que tenemos que es el poder de elegir; el fijar metas, para alcanzarlas por supuesto y además usarlas como guía para la tomar decisiones y acciones; y desde luego, de manera fundamental, la acción, pues el movimiento se demuestra andando. El Coach acompaña al cliente de cerca en esta etapa del proceso, revisando los bloqueos (o creencias o paradigmas) mentales y de actitud que puedan causar resistencia y dificultades para tener un accionar con fluidez; junto a esto viene el seguimiento, pues en todo momento es indispensable comparar el camino andado con el camino planeado y asegurar que se logre lo buscado.

Te comento que dentro de mis experiencias profesionales más destacadas, en el Coaching Ejecutivo, fue haber acompañado a uno de mis clientes desde la situación de una negación a vivir su liderazgo formal dentro de su puesto, hasta a ejercer el liderazgo más allá de su puesto e influir en procesos de crecimiento de su empresa. Otro caso, que realmente me ha apasionado en el Coaching de Vida, es acompañar a una señora que por circunstancias muy especiales de la vida, pasó –por causa de un accidente- de tener todo a casi no tener nada, especialmente no tener el deseo, o saber porque, de vivir. El día de hoy, gracias a muchas cosas y a Dios, ella dirige sus pasos a la reconstrucción de su futuro y de su vida. Señora B, te doy gracias por haberme elegido para andar un pedazo del camino junto a ti.

En otras palabras, para mí, ejercer el Coaching, para ti, es extenderme como un puente ante ti, en los momentos difíciles –de transición o cambio- de tu vida. Y ahora, pasando a la canción, te presento 3 alternativas, para que las veas y decidas cual te guste más, y si lo deseas, la compartas con tus seres queridos y tus contactos. Por cierto, te comento que esta es una práctica que desarrollo en mi trabajo de Coaching, ayudar a las personas a encontrar opciones, para que luego la persona elija su mejor alternativa de acuerdo a su Misión, su Identidad, sus Valores y Creencias y sus Capacidades.

Puente sobre Aguas Turbulentas

Paul Simon and Art Garfunkel. Bridge Over Troubled Water Live 1969 Tour Rare
Versión original
http://www.youtube.com/watch?v=GYKJuDxYr3I

Versión con imágenes
http://www.youtube.com/watch?v=lSP6pfB4tyo&feature=related

Versión cantada con voz de ángel – Charlotte Church
http://www.youtube.com/watch?v=Q8G4nV78xWI&feature=related

Para cerrar este correo, te comento que estoy de nuevo en la bellísima ciudad de Guadalajara (¡que verde está!) y espero me acompañes pronto en mis nuevos talleres y conferencias.

Saludos, y elije lograr una excelente semana,

Alfredo.

martes, 28 de abril de 2009

Creencias de Poder – parte I

Las creencias, dentro de la ´”Pirámide de Niveles Lógicos de Vida” -que analizamos y aprendemos a aplicar con profundidad en mis talleres de potencial humano- están ubicadas, junto con los valores, entre el nivel de la identidad y el nivel de las capacidades, habilidades y competencias. Las creencias son una fuerza muy poderosa que llena de energía, o se la quita, a nuestras acciones. Dicho de otra manera, las energías nos dan recursos para alcanzar nuestras metas, o nos limitan para alcanzarlas. Las creencias son tan poderosas que pueden afectar nuestra salud, en un sentido o en otro, pregúntale a los hipocondríacos, o a quienes viven la “remisión” de una enfermedad terminal. Y las creencias se modifican; son diferentes mis creencias de niño de la primaria, a mis creencias de adulto responsable de una familia. Cambian con las etapas y los contextos. Las creencias son paradigmas. Y los paradigmas hay que adecuarlos a la realidad cambiante. Y cuando doy nacimiento a un nuevo paradigma para reemplazar a otro, al mismo tiempo estoy preparando su fin.

Y bueno, dentro del sistema de creencias con que trabajo, tengo algunas que generan mucha energía, y la energía es lo que necesitamos para movernos, ya que el movimiento se demuestra andando.
Ahora te comparto algunas de ellas, recordándote que mis escritos los redacto en primera persona, pues es el estilo que te facilita la “toma de consciencia” de estos conceptos (desde luego, si están de acuerdo con tus propias creencias y valores). Van:

Todo está relacionado:
Todo en el universo está relacionado. Pienso en esto: tomo cualquiera de tus átomos, y que conforme voy viendo los diferentes elementos, estoy pasando entre un nivel y otro. Pienso ahora que ese átomo es parte de una molécula, que forma parte de una fibra, que es parte de un tejido, el cual es parte de un sistema, que forma parte de mi cuerpo, que es un cuerpo que vive en una comunidad, dentro de un país, el cual forma parte de un continente, y mientras sigo ascendiendo, veo que todo está dentro de un planeta, que ¿por qué no puede ser que sea un átomo de un sistema u organismo mucho mayor? Por lo tanto, aprecio que todos somos parte un sistema mayor, por lo que puedo tratar a los demás como parte de mí mismo. También creo que ninguna entidad es superior a otra; cada piedra, cada planta, cada insecto o animal así como cada humano, con los que me topo en mi camino, tienen algo que aportarme y algo que tomar de mí. La energía fluye:
El universo está compuesto de energía, la cual fluye entre todo y entre todos. La energía está ahí, y yo le doy dirección. Bien canalizada me da fluidez y creatividad; mal dirigida, o bloqueada, trabaja (nunca deja de trabajar en alguna dirección) contra mí. Sé como canalizarla, pues la percibo y la siento. Tengo mi propia referencia de cómo la he manejado en el pasado, y sabiendo donde enfocar mi atención, se donde enfocar mi energía, pues esta sigue a la anterior. Soy Espíritu, Mente y Cuerpo:
Soy un ser espiritual, en un cuerpo físico, y tengo la capacidad de utilizar todos mis recursos para vivir mi vida. Elijo vivir y convivir con las tres, pues el Espíritu Es, la Mente Hace y el cuerpo Tiene, y los 3 son importantes. Mis sentimientos están en el Espíritu, mis ideas en mi Mente y mis emociones en el Cuerpo. El balance es lo que utilizo para vivir con las tres, eligiendo a cual darle prioridad de acuerdo a cada momento, circunstancia y etapa de mi vida. Las creencias crean:
El cómo percibo el universo, está condicionado por mis creencias. Si deseo tener éxito en lo que emprendo, he de creer en mis habilidades y mis capacidades. Y más creeré en ellas mientras más pruebas tengo de sus resultados. Estas pruebas pueden ser de una sola, aunque fuerte manifestación, o de constante repetición. Si creo que algo sucederá, y lo deseo con toda pasión, ello sucederá. Creo que se manifestará en la forma más adecuada para mis necesidades, aunque sea diferente de cómo lo hubiera pensado, pues el universo se encarga de convertir mis creencias en realidad.

Más y más retos, más y más recursos

Pues ahora agregando a la situación económica tenemos la situación de los riesgos para la salud en México y parece que otros países. Tenemos un caso extremo de lo que hemos comentado en ocasiones: no es lo que te sucede sino como lo tomas y que haces con ello.
En ese orden de ideas, quiero recordar dos de los recursos que están a nuestro alcance para mantener nuestro equilibrio vital.
Para empezar, utilizar el lenguaje de manera positiva, lo cual no significa que nos abstraigamos de la realidad y dejemos de ver las cosas muy reales que suceden a nuestro alrededor. Lo que si significa es que definamos que es lo que si queremos en lugar de decir que es lo que no queremos. Ejemplo, si a una persona con sobrepeso le preguntas si hay algo que desee cambiar en su vida, es muy posible que te diga “ya no quiero estar gordo (a)”. Si alguien tiene el hábito del consumo excesivo del alcohol y le haces esta misma pegunta, generalmente te dirá “ya no quiero beber”. Y así sucesivamente. Así con estos ejemplos lo que te ilustro es que por la educación que hemos recibido y por la cultura que estamos inmersos estamos programados para pensar en lo que no queremos, e incluso, ver lo que hace falta antes de ver lo que si hay. Las ideas en el otro extremo de estos casos podrían ser frases, o deseos, como: deseo tener un peso adecuado, o deseo mejorar mi imagen, o yendo más allá deseo tener buena salud, en el caso del sobrepeso. En el caso del hábito del abuso del alcohol podemos tener algunas frases como: deseo mantenerme sobrio, o deseo tener control de mis impulsos, y también yéndonos uno o dos pasos mas allá algo como deseo mi paz interior.
Sucede que la mente trabaja con imágenes. Cuando pensamos o visualizamos algo precisamente tenemos una visión de ello. Es como aquel ejemplo del conferencista que le pide a su público que abra las manos frente a si pidiéndoles que vean en ellas un limón partido el cual mentalmente parten a la mitad y ven como el cuchillo sale impregnado del zumo del limón y empieza a llegar a su olfato en peculiar olor del mismo lo cual produce que sus glándulas salivales empiecen a generar saliva y recuerden alguna vez de la veces que han gustado tantísimo de este fruto. ¿No te están pasando esto a ti ahora, verdad? Bueno, esto confirma el poder de las imágenes que generamos en nuestra mente sobre nosotros mismos y desde el punto de vista del uso del lenguaje tenemos que si le damos la instrucción a nuestra mente de “no quiero comer” la mente no entiende el no quiero, no hay una imagen que represente el no quiero (¿O tu tiene alguna?) así que con la única instrucción que de queda es con el comer. Por lo tanto es muy posible que cuando llegues a casa, pases por la panadería o vayas de compras al supermercado te cueste tanto controlar el impulso de abstenerte de comer. Lo mismo pasa con el beber, el fumar, el apostar y tantos hábitos con los que constantemente estamos peleando. Entonces, en lugar de pelear, mejor fluir y dar las instrucciones a nuestra mente –con el uso del lenguaje positivo- de lo que si queremos, tal como el caso de vernos a nosotros mismos en paz, de vernos a nosotros mismos saludables. De nuevo, pensemos en lo que si queremos pues ahí pondremos nuestra atención y donde ponemos ésta ponemos nuestra energía.
Otro recurso que tenemos a nuestro alcance inmediato es el control de las emociones. Cuando las emociones disparan energía para todos lados, nosotros mismos bajamos la fortaleza de nuestros sistemas de defensa lo cual, tú sabes, permite el ingreso de virus físicos y mentales a nuestro cuerpo. Al hablar de control de las emociones no me refiero a reprimir o eliminar las emociones primarias que tenemos en nuestro repertorio (ira, miedo, tristeza) sino mas bien a que en el momento en que empiecen a aparecer hagamos un alto para tomar varias respiraciones profundas y de esta manera mantengamos en control sobre nuestras emociones y por lo tanto sobre nuestras ideas. Esto viene de que cuando llega una emoción fuera de control empezamos a acelerar nuestra respiración lo cual hace que nuestra sangre cambie su grado de acidez lo cual a su vez provoca que respiremos más rápido. Por otro lado al tener más velocidad de riego sanguíneo, lo cual no significa mayor calidad, nos lleva a generar ideas dispersas y entonces la situación puede acabar en un mal momento. Así que repasando el aspecto de la respiración tenemos que la respiración profunda la damos al hacer espacio en el vientre para que los pulmones puedan llenarse a toda su capacidad-recuerda que los pulmones son triangulares y su base está en la parte inferior- por lo que al aspirar lo conveniente es bajar el diafragma lo cual hacemos sacando el estomago para dejar espacio y el diafragma tenga espacio para descender (¡cuidado con los botones!).
Estas respiraciones hazlas de preferencia sentado, con tu espalda recta, tus rodillas dobladas en un ángulo de 45º, las palmas de las manos extendidas sobre tus muslos y teniendo mucho cuidado de que tu cuello y hombro estén relajados. Con la práctica de esta respiración podrá hacerla parado, incluso, practicarla durante el movimiento.
No tengo que insistir en que las cosas que están sucediendo a nuestro alrededor como los movimientos de la economía y ahora las amenazas a la salud pública, de las cuales recibimos de manera inmisericorde por los medios mensajes y notas enviadas a diestra y siniestra, son situaciones que escapan de nuestro control, más si tenemos en nuestras manos la capacidad de controlar nuestras acciones ante estos hechos. En lo que si insisto es en mi concepto de que somos seres de luz y que solo brillando con más intensidad, especialmente ahora , podremos hacer algo más que ser meros espectadores de estos eventos y podamos escuchar mejor o estar más efectivamente ahí para la gente que nos rodea y amamos.
Que esta semana tengas presente el pensar positivamente mientras respiras de manera profunda.

Alfredo.
Nota de agradecimiento a Martha Lilia, mi hija, que me ayudó a digitar este documento (¡hasta me sentí todo un profesional!).